quinta-feira, 28 de junho de 2007

las palabras

Las palabras, en vez de puente se convierten en muralla. Una a una como un ladrillo, los va separando. Ella cada vez mas silenciosa, ya sin esperanza de ser escuchada. Él, con un timbre de voz cada vez más nervioso, habla sin parar, al verla alejarse cada vez más, aunque sigue sentada, mirándolo fijamente con una mirada sembrada de dolor. Son dos soledades, que no se encuentran. Son un abrazo que nunca llega. Y en aquel mar de palabras, sólo se oye el silencio que los aleja cada vez más. Si sólo supiera él, que con un gesto de ternura, la ganaría. Si sólo supiera ella, que con una sola sonrisa, él sabría que lo entiende. Si ambos supieran, que en el amor no todo es recibir, sino dar, y que dando se recibe.
LILIAM MANZANERO

Sem comentários:

Enviar um comentário

Deixe o seu comentário. Tentarei responder a todos. Obrigado